Samaipata%20pueblo%20pano

Un dulce pueblito en el corazón de Bolivia y en el nuestro

Samaipata es un típico pueblo cruceño, donde se aprecia toda la esencia colonial intacta, mezclada con el acento que le dan los viajeros de todo el mundo que a diario la visitan. Claro que no es un lugar masivo ni popular, pero tiene una macia especial que hace que cuando vas no dejas de preguntarte "Cómo no vine antes?".

Conocimos Samaipata en 2014, en nuestro viaje por Bolivia. Aún desde antes de nuestra llegada a Santa Cruz de la Sierra, sabíamos que Samaipata era uno de los pequeños sitios del país andino que no podíamos dejar de conocer. Todos hablan de Samaipata como un sitio tranquilo, armonioso, bello… pero la experiencia supera las expectativas de cualquier viajero, como superó las nuestras. 

 

El viaje:

Nuestro viaje se inicia en Santa Cruz de la sierra. Recorrimos 200 kms. por un camino sinuoso de montaña hasta el pueblo. El camino es de por sí una de las atracciones deslumbrantes. Luego de un rato de atravesar las afueras de la gran ciudad se comienza a transitar la concurrida ruta de cornisa y subidas pronunciadas que pasa por Samaipata y sigue hasta Cochabamba. Lo verás en la foto. 

El viaje es lento debido a la complejidad del camino y hay que tener cuidado porque está en la ruta de Sucre y lo transitan muchos camiones a gran velocidad (no digas que no te lo avisamos). Después de unas dos horas y media se divisan las luces (o las primeras casitas si vas de día) del pueblito abrazado por las verdísimas montañas que lo ocultan.

 

La calle de la entrada comienza a insinuar su estilo. Ya parece lindo. Pero al doblar en la arteria principal, aún empedrada de adoquines, que desemboca en la plaza central, Samaipata muestra una belleza singular. A mí particularmente, se me quita el aliento al recortar esa sensación difícil de transmitir. 

El pueblo:

Las edificaciones simples y coloridas, sus calles empedradas o con arena, barcitos, muchos barcitos y restaurantes con un estilo despojado y típico mezclados con otros más tradicionales atendidos por los pobladores originarios… todo pequeño, cálido, modesto, con aires de una villa sin mayores pretensiones que la de acogerlo a uno en silencio, quietamente. 

En el pueblo y sus alrededores hay varios hospedajes, desde un par de hostels hasa cabañas e incluso uno o dos "hoteles", así entre comillas, porque más bien serían residenciales familiares. 

 

Samaipata es ideal para unos días en buena compañía. El pueblo es perfecto para descansar, caminar por la plaza grandísima, sentarse a beber algo y contemplar el pasado presente. 

Durante el día Samaipata se despoja de viajeros y vive su vida cotidiana. Los niños en la escuela, los trabajadores municipales en pequeñas reformas y tareas, y las amas de casa en el mercado y su cálida feria. Ese es uno de mis sitios preferidos. El mercado… gansa de ir ahora mismo. 

Atractivos Turísticos:

Ahí no más, en cualquier dirección hay bellos atractivos que llevan buena parte del tiempo conocer.

 

En el pueblo hay un museo, una plaza bastante diferente a otras, alternativas para dormir y comer, y comercios de casi todos los rubros necesarios. El paseo peatonal es obligado, y se acaba pronto. 

Lugares históricos, una iglesia, algún museo improvisado, pero de verdad creo que el pueblo es el sitio de descanso y distensión antes y después de las salidas obligadas a la naturaleza circundante. 

En las afueras de Samaipata hay recorridos de lo más interesantes. En las laderas de los cerros que la acunan hay senderos que permiten divisar una vista bien bonita de la aldea. Andando un poco más se encuentran:

- El fuerte de Samaipata: Ruinas de un centro ceremonial y administrativo indígena, anterior a la conquista española y aún a la llegada de los Incas, que constituye un hito obligado para el visitante. En el lugar funciona un museo arqueológico. 
La caminata por interminables escaleras lleva hasta el corazón del centro, donde una gran roca esculpida (la más grande del mundo) emerge del suelo verde. 
La memoria de sucesos ancestrales, y la contemplación de sus vestigios causa admiración, y aporta una extraña sensación de paz al caminante. Dicen los lugareños que la roca tiene una energía única, y que el sitio representa un centro energético mundial, explotado hace miles de años por los pueblos americanos. 
La roca es además la piedra tallada más grande del mundo. 


- Las Cuevas: Extrañamente denominado “las cuevas”, este paseo natural es un bello sendero arbolado que recorre tres cascadas, entre las que se forman apacibles estanques, ideales para pasar buen tiempo contemplando el paisaje y tomando un reparador baño. Vale la pena. 

- Laguna Volcán: Por último fuimos hasta la laguna Volcán, que es una bella laguna de altura, enclavada en los cerros, donde actualmente se emplazó un bien lindo resort con hotel, cabañas y campo de golf. 
Llegamos a la caída de la tarde a la laguna, y la calma del lugar, de singular belleza, presagió el regreso a disfrutar de las instalaciones, en un próximo viaje. 

 

Parque Nacional Amboró: Samaipata es uno de los accesos a la reserva natural más importante de Bolivia. 

La noche de Samaipata merece un apartado especial. Los varios bares del pueblo se encienden y se llenan de viajeros y mochileros de todo el mundo, y en esas horas Samaipata se transforma en una especie de meca en la que el idioma común es el brindis y la diversión. No hay "noche" como en las ciduades claro. Hasta la única disco del pueblo se parece más a club de barrio que a una disco citadina. Pero te aseguro que una noche en Samaipata no la olvidarás facilmente.  

 

Por supuesto los atractivos de Samaipata no se agotan aquí, pero es lo que pudimos recorrer y disfrutar en pocos días. Dicen los que saben, que nos quedan varias bellezas naturales por descubrir, a lo que sólo podemos responder “volveremos, entonces”. 

 

Facebook: https://goo.gl/a0iNwI
Twitter: https://goo.gl/sv3o9T
YouTube: https://goo.gl/YWhffm

Nota: Guillermo Dowyer | DDA
Contacto: Info@destinosdeamerica.com

 

 


Menú

Menu

Andina

Bolivia%2c%20andes

Llanos

Bolivia%2c%20llanos

Valles

Bolivia%2c%20yungas